Huracan

ANTES

Acuda a la Unidad de Protección Civil o alas autoridades locales para saber:

  • Si la zona en la que vive está sujeta a este tipo de riesgos.
  • ¿Cuáles son los lugares destinados para refugios temporales?
  • ¿Por qué medios de comunicación recibirán los mensajes de emergencia?
  • ¿Cómo podrán integrarse alas brigadas de auxilio si quieren ayudar?
  • Y usted les informará cuántas personas viven en su casa y si hay enfermos que no pueden ver, moverse o caminar.

Platique con sus familiares y amigos para organizar un plan de protección civil tomando en cuenta las siguientes medidas:

  • Determinar un lugar para reunirse si se llegarán a separar a causa del huracán.
  • Ponerse de acuerdo sobre la distribución de las actividades que cada quien realizará.
  • Si su casa es frágil (carrizo, palapa, adobe, paja o materiales semejantes) tenga previsto un refugio (escuela, iglesia, palacio o agencia municipal).
  • Realice las reparaciones necesarias en techos, ventanas y paredes para evitar daños mayores.
  • Guarde fertilizantes e insecticidas en lugares a prueba de agua, ya que en contacto con ella la contaminan.
  • Procure un lugar para proteger a sus animales y equipo de trabajo.
  • Prevea el transporte en caso de tener familiares enfermos o en edad avanzada.

Tenga a la mano los siguientes artículos para caso de emergencia:

  • Botiquín de primeros auxilios con su manual (solicítelo en su Centro de Salud).
  • Radio y linterna de pilas con los repuestos necesarios.
  • Agua purificada o hervida en envases con tapa.]
  • Alimentos enlatados (atún, sardinas, frijoles, leche) y otros que no necesiten refrigerarse.
  • Flotadores, como cámaras de llanta o salvavidas.
  • Documentos personales (actas de nacimiento, matrimonio, cartilla; papeles agrarios, etcétera) guardados en bolsas de plástico y dentro de una mochila o morral que le deje libres brazos y manos.

Ante el aviso de huracán y de acuerdo a su peligrosidad usted puede:

  • Quedarse en su casa si es segura o trasladarse al refugio ya previsto.

Pero si las autoridades recomiendan evacuar el área y/o la casa donde vive, NO LO PIENSE, iHÁGALO!., esta recomendación se basa en el conocimiento de la peligrosidad del huracán.

 

DURANTE

Si decide quedarse en su casa:

  • Conserve la calma.
  • Tenga a la mano los artículos de emergencia mencionados.
  • Mantenga su radio de pilas encendido para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales.
  • Cierre puertas y ventanas, protegiendo interiormente los cristales con cinta adhesiva en forma de X; no abra las cortinas, lo protegerán de cualquier astillamiento de cristales.}
  • Guarde los objetos sueltos (maceras, botes de basura, herramientas, etc.), que pueda lanzar el viento. Retire antenas de televisión, rótulos y objetos colgantes.
  • Fije y amarre bien lo que el viento pueda lanzar.
  • Lleve al lugar previsto sus animales y equipo de trabajo.
  • Tenga a la mano ropa abrigadora e impermeable.
  • Cubra con bolsas de plástico aparatos u objetos que puedan dañarse o romperse con el agua.
  • Limpie la azotea, desagües, canales y coladeras y barra la calle destapando las atarjeas.
  • Llene el tanque de gasolina de su vehículo y asegúrese del buen estado de su batería.
  • Selle con mezcla de cemento la tapa de su pozo o aljibe para tener agua de reserva no contaminada.
  • Vigile constantemente el nivel del agua cercano a su casa.

Si decide trasladarse al refugio temporal ya previsto:

  • Asegure su casa y lleve con usted los artículos indispensables.
  • Conserve la calma y tranquilice a sus familiares. Una persona alterada puede cometer muchos errores.
  • Continúe escuchando su radio de pilas o portátil para obtener información o instrucciones relativas al huracán.
  • Desconecte todos los aparatos y el interruptor de energía eléctrica.
  • Cierre las llaves de gas y agua.
  • Manténgase alejado de puertas y ventanas.
  • No prenda velas ni veladoras; use lámparas de pilas.
  • Atienda a los niños, ancianos y enfermos que están con usted.
  • Si el viento abre una puerta o ventana, no avance hacia ella en forma frontal
  • No salga hasta que las autoridades indiquen que término el peligro. El ojo del huracán crea una calma que puede durar hasta una hora; después vuelve la fuerza destructora con vientos en sentido contrario.

 

DESPUES

  • Conserve la calma
  • Siga las instrucciones transmitidas por las autoridades a través de los medios de comunicación.
  • Si hay heridos repórtelos inmediatamente a los servicios de emergencia
  • Cuide que sus alimentos están limpios, no coma nada crudo ni de procedencia dudosa.
  • Beba el agua potable que almacenó o hierva la que va a tornar.
  • Use los zapatos más cerrados que tenga.
  • Limpie perfectamente cualquier derrame de medicinas, sustancias tóxicas o inflamables.
  • Revise cuidadosamente su casa para cerciorarse de que no haya peligro Si su casa no sufrió daños, permanezca ahí.
  • Mantenga desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarse de q no haya fugas ni peligro de corto circuito.
  • Cerciórese de que sus aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos.
  • No divulgue ni haga caso de rumores.
  • Únicamente use el teléfono para reportar emergencias.
  • Colabore con sus vecinos para reparar los daños.
  • En caso necesario, solicite ayuda alas brigadas de auxilio o a las autoridades más cercanas.
  • Si su vivienda está en la zona afectada, no debe regresar a ella hasta que las autoridades lo indiquen.
  • Desaloje el agua estancada para evitar plagas de mosquitos.

Si tiene que salir:

  • Use los zapatos más cerrados que tenga.
  • Manténgase alejado de las áreas de desastre.
  • Evite tocar o pisar cables eléctricos.
  • Retírese de casas, árboles y postes en peligro de caer.

Recuerde: más vale prevenir…

Si vive en zonas con tales riesgos, ponga atención a los avisos, alertas o alarmas de huracán, ya que lo previenen de los peligros que estas calamidades traen consigo y orientan sus acciones para proteger su vida.

Descarga el Plan de Contingencias Temporada de Ciclones Tropicales 2015